Usted está aquí

Cronicón de Oña

Cronicón de Oña

El Cronicón de Oña se ha convertido en una cita que no se puede obviar dentro de la agenda cultural y social de la provincia de Burgos. Se trata de una representación teatral de la fundación del monasterio de Oña por el conde Sancho García, en el año 1011, dentro del contexto de la formación del Condado de Castilla y de su conversión en Reino.

La representación teatral se realiza en el altar mayor de la iglesia de San Salvador, junto a los panteones de reyes como Sancho III el Mayor de Navarra y Sancho II el Fuerte de Castilla, en el mismo lugar donde oraron los monjes benedictinos durante la Edad Media.

El espectáculo se apoya en los efectos de luz y sonido, admirablemente conjugados, para crear tensión en el espectador y sacar todo el provecho que ofrece la capilla mayor como marco de esta representación medieval. Uno de los aspectos más destacados es que los actores son vecinos del pueblo. Más de un centenar de personas se sube al escenario para representar su papel de reyes, condes, soldados, obispos, guerreros árabes, princesas, doncellas... y otras tantas personas se encargan de la organización, el montaje del escenario, el vestuario, la peluquería, la taquilla... Los ensayos durante el verano son una parte más del paisaje del pueblo, ya que antes de la representación en el interior de la iglesia se realiza una escena de calle abierta a todo el público.

El Cronicón de Oña se estrenó en 1988 y desde entonces esta villa burgalesa ha alcanzado una gran proyección exterior, más allá incluso de Castilla y León. A pesar de que las entradas se agotan en todas las funciones, en estos momentos el Cronicón camina con paso firme hacia su vigésimo aniversario inmerso en un proceso de renovación que trata de incorporar nuevas sensaciones a la representación medieval, con el reto de adaptarse y adelantarse a los parámetros de la sociedad del siglo XXI.

El Cronicón de Oña se representa siempre, durante cinco días, en el fin de semana que va unido al 15 de agosto, festividad de la Asunción. La taquilla se abre unos diez días antes de que empiecen las representaciones y los encargos por teléfono de las entradas se pueden hacer en el mismo periodo. 

Scroll top